martes, 7 de agosto de 2012

EGON SCHIELE, un discípulo de Klimt

Museo Leopold en Viena
En el 150 Aniversario de Klimt, no nos podemos olvidar de Egon Schiele, uno  de sus discípulos más aventajados. Se podría decir que la obra de este artista austriaco crea odios y pasiones, aun así, no se puede negar que tiene una fuerza espectacular.
Egon Schiele nació el 12 de Junio de 1890 en Tulln, una localidad a unos 40 Kmts de Viena de unos 4000 habitantes (ahora tiene 15000) era hijo de un jefe de estación y desde muy joven demostró sus dotes artísticas.  A la muerte de su padre en 1905, su tío lo acogió  y viendo inútiles sus esfuerzos para que el joven se dedicase a los ferrocarriles, descubrió su talento en el arte pictórico, ya que, en esta época ya empezaba a pintar autorretratos.
En 1906, ingresó en la Academia de Bellas Artes de Viena, pero el ambiente conservador y limitado, le indujo a dejarla y fundó la “Neukunstgruppe”, una nueva corriente artística de la llamada “Secesión de Viena”, donde conoció al maestro Klimt, cuya influencia se reflejaría en su obra. Klimt le presentó algunas personas para que le dieran cierta estabilidad financiera en el mundo de la pintura vienesa.

Obra del Museo Leopold de Viena
© Museo Leopold Viena
Obra del Museo Leopold de Viena

 Fte: Wikipedia
En 1911, conoce a Valerie que sólo contaba 17 años, por lo que es acusado de corrupción de menores, porque, además, solía pintar desnudos de los niños que se acercaban a su casa y que le servían de modelo. Considerar su obra casi pornográfica le valió una breve estancia en la cárcel y la quema de uno de sus dibujos.
Junto con Klimt y Oskar Kokoschka formaron lo que se conoce como el expresionismo austríaco.

Su obra desprende una fuerte emotividad  que expresa la propia realidad del autor y la destrucción física y moral de las personas.
Según wikipedia: "Su temática asume una altísima tensión emotiva en la sensualidad que se vuelve obsesión erótica, junto al tema de la soledad angustiosa. Schiele utiliza una línea cortante e incisiva para expresar su propia realidad y para mostrar impetuosamente la dramática destrucción física y moral del ser humano" 
Egon Schiele sobrevivió a Klimt solo unos meses, murió en Viena el 28 de octubre de 1918 debido a la epidemia de gripe española, a los 28 años, y ya tres días antes había muerto su esposa Edith, embarazada de 6 meses. En este breve tiempo, Egon hizo unos bocetos de su mujer, considerados como su última obra.

El Museo Leopold de Viena  alberga la mayor colección de sus obras, aunque también se pueden encontrar en las salas más importantes de Viena, como el Belverede, Albertina o el Museo de la Ciudad.
Entrada del Egon Schiele Museum en Tulln
En su localidad natal, Tulln, hay un museo que lleva su nombre, Egon Schiele Museum,  donde además de contemplar sus creaciones, te dan a conocer su entorno y su historia en sus primeros años de vida.

¿Sabías qué... también se puede disfrutar del trabajo de Egon Schiele en España, en el Museo Thyssen Bornemisza y próximante en el Guggenheim Bilbao?

No hay comentarios:

Publicar un comentario