viernes, 26 de septiembre de 2014

El Danubio, simbolismo e historia





la Isla del Danubio desde los bosques de VienaHablar del Danubio es pensar en valses, palacios...quizá la razón sea el famoso vals "Danubio azul" de Johann Strauss, conocido en todo el mundo - An der schönen blauen Donau. 
Danubio azul, foto Yolanda Crespo
Este vals se baila en todas las fiestas, en bodas y también podemos escucharlo, en muchos conciertos.

Así, no es de extrañar que para los vieneses "su río" sea un característico símbolo de la ciudad imperial y que lo disfruten en todas las épocas del año.

El Danubio nace en la Selva Negra y al unirse con el Brigach y el Breg tiene un recorrido  de 2888 Kmts. atravesando  una serie de países de Europa, cuyos paisajes son verdaderas maravillas.

Atraviesa partes de Alemania, Austria, Eslovaquia, Hungría, Croacia, Serbia, Bulgaria, Moldavia, Ucrania y en Rumania, desemboca en el Mar Negro, cuyo delta es Patrimonio de la Humanidad.


A lo largo de los siglos, distintos pueblos han surcado sus aguas y han ocasionado guerras y asedios  que han dejado su huella en distintos grupos lingüísticos.

En 1683, el Gran visir Mustafá acampó con miles de tiendas, concubinas y eunucos, para asediar la ciudad de Viena, pero no lo lograron y es curioso, que para celebrar la victoria, los pasteleros vieneses crearon un pastelito en forma de media luna, el famoso croissant francés, que realmente es vienés.
También la emperatriz Isabel de Austria, llegó a Viena a través del Danubio, para casarse con el emperador Francisco José I.

En la actualidad, el río se puede contemplar yendo en tren, en automóvil o en barco, pero también se puede disfrutar paseando en bici mientras vas parando en los distintos enclaves de sus orillas.
Antiguamente los agricultores llegaban a Viena por el río en sus barcazas, transportando toda clase de productos del campo.

Uno de los lugares más visitados es la Abadía de Melk, cuyo recinto alberga el monasterio, la iglesia y un restaurante. Siguiendo la ruta se llega a Krems, un pueblo muy pintoresco , donde se pueden degustar comidas típicas austríacas, y en la ruta del Wachau, probar una cata de vinos.  ¡Es fabuloso!
Isla del Danubio

Debido a las riadas típicas del Danubio, en el S. XIX se creó un canal que sirviera para regular las aguas y preservar la ciudad.  Es un afluente del río de 17 km de longitud que transcurre por el centro de Viena, en el que se encuentra  el puerto de embarque para Bratislava y Budapest.
Este canal ha dado lugar a la formación de la "Isla del Danubio". Un parque natural con más de un millón de árboles, ideal para pasear y disfrutar de la naturaleza.
Aunque la Isla  es famosa por su multitudinaria fiesta juvenil "Festival Donauinsel", dispone también de 42 km. de playa de arena, césped, y lugares para el tiempo libre, como  pistas de patinaje,  bares, cafeterías...

En verano, miles de visitantes se pasean diariamente por la Isla, una de las mayores zonas de recreo de Europa, dividida en doce áreas, cuya información es ofrecida tanto presencial como a través de 27 paneles informativos y conexión actual de Wi-fi gratuita.

Vale la pena disfrutar en estos parajes de la naturaleza y del ocio.  ¡Es fantástico este lugar!