martes, 30 de diciembre de 2014

Nochevieja en Viena, Silvester in Wien

Silvester in Wien
Yo tuve la suerte de estar allí y confieso que quedé impresionada ¡Doce horas seguidas de música y espéctaculo en las calles! Desde las dos de la tarde hasta las dos de la madrugada la ciudad se viste de gala y sólo suena a fiesta a tu alrededor. Doce escenarios repartidos a lo largo de todo el centro histórico, que esa noche se vuelve completamente peatonal, en los que se puede disfrutar de música para todos los gustos, desde el pop más actual hasta la música sacra proyectada directamente en la Catedral, pasando por rock local, electrónica de vanguardia, melodías sesenteras o espectáculos infantiles.Ver programa 
Puestos de comida y bebida 


Un Glühwein
Retumba toda la ciudad en torno a los puestos de comida y bebida  -a precios populares - de los puestos de los mercaditos navideños que se alargan hasta el Año Nuevo.
 A media tarde un cursillo de vals gratuito en pleno centro de la ciudad, ¿se os ocurre mejor escenario? Desde luego, un programa completo preparado para, después, a las 12, recibir el Nuevo Año a ritmo de vals desde todos los escenarios a la vez mientras el cielo se cubre de los tradicionales fuegos artificiales (que sólo se disparan en este día del año). Eso sí, pasadas las dos de la madrugada, la gente desaparece de las calles, hay quien se va a su casa u hotel a reposar, pero tampoco se deja de ver a gente metiéndose en clubs donde seguir la fiesta, aunque ya allí el bolsillo sí se resiente un poco más.

Plaza del Ayuntamiento con el Teatro al fondo

Después de haber pasado el Fin de Año en distintos lugares, puedo decir que Viena, es, con diferencia una de las mejores ciudades con eventos gratuitos para poder disfrutar de este día , eso sí, al aire libre (con los riesgos del frío, claro, pero te abrigas, y ya está, o te tomas un buen punch, ese vino que te calienta por dentro y por fuera y “arreglao”). 
El cerdo, símbolo de buena suerte
en Austria y muy presente en estas fechas

Como veis, para pasarlo bien no es necesario tener entradas para el tradicional Concierto de Año Nuevo, que, como podéis imaginar, es bastante menos económico, aunque no imposible, o acudir a la cena de gala del Ayuntamiento, que es una interesante aunque nada barata opción ¡aunque un día es un día!
 Si teneis presupuesto, aquí hay una lista con todas la posibilidades, desde una cena en la Torre del Danubio, hasta en el Tren Majestic, una cena de lujo con un menú de 395€. Hay que reservar con tiempo ¡porque se agotan! 
Pero la alternativa popular es muy divertida e interesante, y no tiene nada que envidiar. 
Como dicen por aquí... Prosit!