miércoles, 11 de enero de 2017

Planta de incineración de residuos en el distrito Spittelau, Viena



Existe en Viena una planta incineradora diseñada por Hundertwasser, que es la admiración de todo visitante. Este arquitecto es muy atípico y su estilo difiere mucho de los cánones normales. En ninguna de sus obras descubriremos  ni una línea recta.
Él creía que los edificios tenían que ser coloridos y no presentar este colores grises tan poco atractivos.  Al mismo tiempo, también era ecológico, así que no es de extrañar que le propusiesen el diseño de una fábrica que reuniera estos dos requisitos: arte y ecología.


La planta de Spittelau, que en alemán se llama "Müllverbrennungsanlage" fue construída entre 1969 y 1971. Sin embargo, sufrió un incendio en 1987 que destruyó gran parte de sus instalaciones  pero en lugar de derribarla totalmente la reconstruyeron porque constaba de una moderna calefacción urbana que no podía perderse.  Además, el alcalde de Viena, Helmut Zilk quería que no dañara el medio ambiente y fuera una obra de arte; así que contrató a Hundertwasser para que diseñara la nueva planta, lo que hizo entre 1988 y 1997.



En este lugar se procesan alrededor de 250 toneladas de residuos domésticos anuales, produce 40.000 MWh de electricidad, 470.000 MWh de calefacción urbana, 6000 toneladas de chatarra y 60.000 toneladas de otros productos.
Todo esto sirve para calentar 60.000 casas vienesas durante un año.
Aunque su fachada es de colorines, dentro se trabaja seriamente para incinerar toda clase de residuos, los cuales al llegar a la planta son pesados y almacenados en una tolva de 7000 metros cúbicos.  Después son llevados  a los hornos donde se hace la incineración.
Los gases de combustión caliente pasan a través de un intercambiador de calor para producir el vapor.  El gas de la combustión purificado es liberado en una chimenea de 126 metros, visible desde todos los puntos de la ciudad.

La bola de oro de la fachada brilla con la luz del sol, lo que es una maravilla. Su tejado arbóreo y una plantación de árboles han creado un enclave a orillas del canal digno de admirarse.


  • Y por cierto, ¿ves la típica gorra de Hundertwasser también encima del tejado?


En el año 2015 se acabó de reformar y ahora se puede visitar. Hay visitas organizadas gratuitas para escolares de Austria partir de 10 años pero como persona privada también se puede visitar. Basta mandar un mail solicitándolo. Ofrecen visitas guiadas en inglés o alemán.

Si vais a Viena buscad las huellas de las obras de "Hundertwasser" porque vale la pena.  Sus diseños son sorprendentes.

Müllverbrennungsanlage Spittelau
Dirección: Spittelauer Lände 45, 1090 Wien
Teléfono:01 400438313
tour @

2 comentarios:

  1. Parece mentira que semejante fachada tan artística encierre una incineradora de residuos. Todos los diseños de Hundertwasser son dignos de verse, como la famosa casa de colores con su suelo ondulante. Es fantástica.

    ResponderEliminar