martes, 22 de julio de 2014

Heuriger, las tabernas austriacas

Hoy, dos estudiantes austriacos nos presentan los Heurige! GRACIAS!


La palabra „Heuriger“ contiene dos sentidos, tanto el vino elaborado del año como un tipo de local donde  esto vino es consumido. Hablaré solamente de los locales.
A pesar de que Heuriger en primer lugar  es asociado con Viena, hay estos locales también en las provincias de Baja Austria y Burgenland. Similares empresas en otros terrenos de cultivo de vino como el sur de Estiria no se llaman Heurige.

En Viena Heuriger es una institución especial – una combinación de taberna y restaurante. El vino en verdad es una cosa de poca monta. Más importante es la comida. Hay un bufé con una multitud de platos calientes,  fiambres, ensaladas  y pastas para untar. En Heurigen tienen lugar fiestas familiares  y fiestas de la empresa. Existe el así llamado Heurige de trabajo (Arbeitsheuriger) donde es posible hablar de negocios en un ambiente relajado. Ministerios, embajadas, organizaciones nacionales e internacionales  invitan a Heuriger. Heurige de prensa no son sustituciones para ruedas de prensa sino complementos.

Heurige son lugares para conversaciones de fondo o establecer relaciones comerciales. Pero todo es válido para una pequeña cuantidad de locales, los Nobelheurige (de alto copete). La mayoría son “normales”, un Heurige donde la gente come bien y puede sentirse cómoda. Oriol, el hijo de amigos catalanes, tenía 14 años cuando estuvo la primera vez en Austria en un Heuriger, y lo definió como sigue: Heuriger es un restaurante sin manteles.
Roland M.


„Der Heurigen“ es una típica institución en Viena. No es un restaurante o una tasca o una taberna, sino un poco de todo. Desde 1784 existe el Heurigen, cuando el emperador Josef II permitió en un decreto que los viñateros  pudieran despachar este vino de producción propia.
El nombre Heuriger significa un vino joven o vino de última cosecha. Hoy en día se sirve también vino viejo y se ofrece también vinos para diferentes gustos, como Veltliner, Weißburgunder y vinos tintos como Zweigelt.

En tiempos pasados el vino se servía de las barricas o toneles, hoy en día se sirve de la botella. En el pasado era usual que los clientes llevaran consigo comida fría como queso, fiambre, bacon y ensalada en el tarro. Hoy  ofrecen los Heurigen naturalmente un buffet caliente y frío.
Los clientes no solo beben el vino sino que además degustan típica comida austriaca como el asado de cerdo, las albóndigas, las manos de cerdo  y los pollos fritos.
En muchos Heurigen  tocan y cantan los músicos con guitaras, violines y acordeón „Heurigenlieder“. Ellas tratan del vino, de la vida, del muerto y del cielo. El contenido de las canciones es a menudo melancólico. Por ejemplo:
„Jetzt trink ma no a Flascherl Wein, es muss ja ned das letzte sein.“
Hoy bebemos otra vez una botella del vino, do debe ser la última.
„Stellt meine Ross in Stall, heut kriegen sie das letzte Mal einen Hafer und   a Heu, dann kommt der Abschied von uns drei“.
A algunos clientes les gustan estas canciones tristes y están sentados solos con una copa de vino horas y horas y escuchan la música.
Muy conocido por los Heurigen es el pueblo Grinzing en Viena. Allí se quedan más turistas que vecinos.  Los vieneses prefieren normalmente pequeños Heurigen, como por ejemplo Stammersdorf o Nussdorf.
¿Pero quién va al Heurigen?
Alguien sociable al que le gusta mucho conversar con sus amigos. Naturalmente disfruta del vino bueno, una copa o más. Normalmente no se  bebe demasiado, no es usual tomar una copa de más o  empinar el codo. Una visita al Heurigen debe producir alegría y diversión.  
Hannes

1 comentario:

  1. Los heurigen son fantásticos y muy típicos. Yo celebré mi cumpleaños en uno de ellos y me lo pasé muy bien.

    ResponderEliminar