domingo, 7 de febrero de 2016

Viena, historia de los mercados




Los mercados tienen su origen en la expansión agrícola en la Edad Media, cuando los agricultores empezaron a llevar los excedentes a los castillos, monasterios... donde hacían intercambio comercial. Poco, a poco se fueron estableciendo alrededor formando los llamados burgos (en España). Comerciantes y artesanos ofrecían sus productos (ropa, cerámica, herramientas, cereales, etc. a toda la gente, creando las ciudades medievales, con nombres que recuerdan aquellos oficios: Cuchilleros, Plateros...

The Naschmarkt  en 1900. Foto: Wikipedia
Cuando las ciudades empezaron a expandirse se amurallaron para prevenir ataques y mediante unas puertas, abiertas de día, los mercaderes, después de pagar un impuesto, accedían al centro para vender sus mercancías, lo que favoreció el comercio, la banca y las ferias comerciales y ganaderas.

También en Viena surgieron los primeros mercados propiciados por el río Danubio, que lo transportaba todo, a través de sus aguas.


Así en el siglo XII, surgieron los primeros mercados vieneses, en los lugares más céntricos de la ciudad.


En Viena hay 26 mercadillos fijos, pero el más conocido es el Naschmark, que empezó con el transporte de botellas de leche y hoy ofrece toda clase de productos y especialidades culinarias (ver artículo en el blog).
Yppenmarkt  Foto: Peter Gugerell



En el año 1221, el duque Leopoldo VI obtuvo el derecho de que los artesanos y comerciantes pudiesen almacenar sus productos y ofrecerlos en sitios móviles, donde se pudiesen abastecer los vieneses, según sus necesidades; de esta forma empezaron a surgir los distintos mercados de la ciudad, cuyas calles donde se ubicaron, aún conservan alguno de sus nombres : Pawrnmarck (Mercado de productos de granja)

A veces, se situaban cerca de los monasterios o iglesias, como el mercado de los Agustinos, que debe su nombre al monasterio cercano. (Augustiner)
Karmelitenmarkt Foto: Peter Gugerell
Uno de los antiguos, pero que todavía subsiste es el Karmelitemarkt (el mercado de las Carmelitas), en el distrito 2 (Leopoldstadt)Al expulsar a los judíos en el año 1670, este entorno de la Leopoldstadt quedó vacío y para atraer a nuevos habitantes, se propuso crear un mercado, que se abrió por primera vez en el 1671 junto a la iglesia del Carmen y en 1888 fue trasladado al Karmelitgasse, donde está actualmente.

El Brunnenmarkt (mercado de la fuente) es otro mercado, un poco alejado del centro, en el distrito 16 (Ottaring), con mucha influencia turca, que se está revitalizando, gracias a los muchos artistas que se han establecido en la zona.

Brunnenmarkt. FotoPeter Gugerell
Cercano a éste, encontramos el Yppenmarkt, que se ha optimizado con la incorporación de nuevos servicios para disfrute de la gente del barrio que utiliza el mercado tradicional, pero renovado y otro que también es importante es el Rochusmarkt, en el distrito 3.

Los mercados dinamizan las zonas y son un lugar idóneo para reunirse las amistades y disfrutar, recorriendo los tenderetes, donde se exhiben delicias gastronómicas y curiosidades. 


Los mercados de Viena son muy concurridos y en Navidad casi todos los distritos vieneses ofrecen los típicos productos navideños y las bebidas calientes en sus puestos.



¡Es divertido recorrer los mercadillos en todas las épocas¡ No dejéis de visitar alguno, si vais a Viena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada