lunes, 21 de diciembre de 2015

Leopoldstadt, el distrito 2 de Viena


Viena, normalmente, se identifica con palacios, jardines, la figura de Sisi...y, como es natural, se recorren estos lugares como la parte más típica de la ciudad imperial.
 La historia ha dejado su huella, pero Viena se moderniza cada día; así se han revitalizado algunos barrios, como el distrito 2 (Leopoldstadt), donde una ciudadanía joven ha convertido el barrio en un referente vivo en el que se pueden encontrar toda clase de servicios: bares, restaurantes, parques infantiles y para gente adulta, con gran cantidad de aparatos gimnásticos que divierten a todo tipo de público, incluso allí se encuentra el nuevo campus universitario de Económicas.

Desde que fueron confinados en el extrarradio por Leopoldo I,  esta zona ha sido el habitáculo de la población judía de Viena que eran una parte importante de la población. En este entorno nacieron y vivieron la familia Strauss, también, Sigmund Freud, Billy Wilder y más gente famosa ocupó también alguna de las viviendas.


En la casa de Johan Strauss, en la Pratestrasse 54,  podemos ver su piano, recuerdos de su vida y de sus obras.  En ella compuso el "Danubio azul", famoso en todo el mundo, un vals que cada final de año se baila en todas las terrazas de Viena, acompañado de una gran profusión de espectaculares fuegos artificiales, que iluminan toda la ciudad y emocionan a los ciudadanos.   


En este distrito se encuentra el Rudolf- Bednar Park, uno de los parques más grandes de Viena, que fue, en otro tiempo, la sede de la antigua estación del Norte, anulada después de la 2ª Guerra Mundial.  Inaugurada en 2008, la zona sigue siendo propiedad de ÖBB-infrastruktur, (compañía de transportes) pero se está desarrollando un barrio con casas para 22.000 residentes y creando puestos de trabajo en colaboración con el Ayuntamiento de Viena y de Viena Wohnfonds.  Es una gran extensión verde, con zonas infantiles y de mayores. Como merece historia aparte, lo contaremos en otro artículo.

Siguiendo en el distrito, también se puede ver la famosa fábrica ecológica, diseñada por Hundertwasser, un arquitecto amante de los colores y de la ecología, lo que demuestra en sus obras, principalmente en la "Casa de colores"(Hundertwasserhaus), uno de los sitios más visitados de Viena.

Esta incineradora es visible desde toda la ciudad, debido a su típica chimenea colorista de 120 m. que destella desde lejos por los cromados y los brillantes colores. Está equipada con la más moderna tecnología de depuración de residuos, que no afecta al medio ambiente.
Y naturalmente lo más popular es el Prater, un extensísimo parque que abarca varias partes de la ciudad, con zonas verdes, paseos para deportistas y viandantes, restaurantes, bares, atracciones, tales como la conocida Gran Noria vienesa, Wiener Riesenrad, con sus cabinas, donde se pueden celebrar toda clase de fiestas y contemplar la ciudad y el Prater desde las alturas.



Hay otras clases de sitios dignos de ver como el Augarten, un parque de 52 Ha. que comprende gran variedad de árboles y praderas y en el que habitan los Niños Cantores de Viena. Interesante también por su oferta de ocio y tiempo libre, con locales modernos y acogedores.

Este barrio tiene muchos atractivos. Es un distrito vivo, moderno y agradable con una población joven y emprendedora, ubicado en una especie de isla entre el Danubio y el Canal.  ¡No os lo perdáis!