sábado, 19 de enero de 2019

Ruprechtskirche, Iglesia de San Ruperto


Foto: www.ruprechtskirche.at
Entre las muchas iglesias que existen en Viena, está la iglesia de San Ruperto, que, situada en un lugar muy recoleto del distrito 1 (Ruprechtsplatz), casi pasa desapercibida.

Es una iglesia románica, que se cree la más antigua de Viena, sin embargo, diferentes hallazgos debajo de la iglesia de San Pedro y la catedral de San Esteban han creado dudas sobre ello ya que parece que son de la misma época.

En 1546 Wolfang Lazius en su obra "Vienna Austriae" la consideró la más antigua de Viena, desde su fundación en el 740 aunque no estuviese certificada, pero parece que la leyenda dice que su construcción  fue en el 796, lo que dificulta su auténtica antigüedad, porque la de San Pedro (Peterskirche) es del mismo período, y ambas están edificadas sobre ruinas del antiguo campamento romano.

La Ruprechtskirche junto a la sede del poder con el Berghof y la plaza del mercado asociado, formaron el asentamiento residual romano.
San Ruperto fue el primer obispo de Salzburgo, fundó el monasterio de San Pedro de Salzburgo, donde murió en 718 y su sucesor, San Vitalis en 730 fue enterrado en la iglesia de la abadía de Salzburgo. Debajo del órgano de la iglesia de San Ruperto hay una reliquia suya donada por la emperatriz María Teresa. Está dedicada a San Ruperto, patrón de los mineros, porque en esta zona del río estaban los muelles para los barcos que transportaban la sal desde las minas de Salzkammergut al oeste de Viena.

Ruprechtsplatz Foto: Gugerell
Aunque en el exterior hay un campanario románico, en el interior, de estilo gótico, hay dos naves sustentadas por pilares, una tribuna de órgano gótica del S. XV, una vidriera de la crucifixión del S.XIII y un lienzo de San Ruperto del S.XVIII.

En un principio era una casa larga y una planta baja, con un techo plano de madera que parecía de una casa rural.
Ha sido reconstruida y reformada varias veces, debido a distintos percances. Después del incendio de 1276 se agregó un coro gótico de transición. En 1622 se redecoró en estilo barroco.

En el siglo XIX las casas de alrededor fueron demolidas porque los incendios las habían deteriorado y la iglesia estaba en peligro, pero gracias a Elisabeth Ernst se conservó, al pedir una audiencia con el emperador Francisco José I con el fin de conseguir un subsidio para renovarla.
En la Segunda Guerra mundial, cuando las casas de alrededor se derrumbaron, la iglesia resistió. Detrás de un arbusto, se puede ver al obispo San Ruperto, en piedra desde 1837, sosteniendo un barril de sal en su brazo izquierdo.

En la galería occidental hay una placa con la etiqueta AEIOU 1439, un lema no descifrado del emperador Federico II. Recuerda la entrada del emperador a Viena el 6 de diciembre de 1439 y según la tradición podría ser en latín "AUSTRIAE EST IMPERARE ORBI UNIVERSO". En alemán "ALLES ERDREICH IST OSTERREICH UNTERTAN".  Todo el mundo es de Austria.
En la actualidad pertenece a los Caballeros del Santo Sepulcro de Jerusalén.
La iglesia no está siempre abierta, pero cuando se abre es de entrada libre.
Si vais a Viena, no dejéis de visitarla. Vale la pena.
Los horarios los podéis ver en la página oficial de la iglesia:www.ruprechtskirche.at