miércoles, 3 de octubre de 2018

Las bicicletas son para el verano, para el invierno...


Actualmente, debido a la contaminación, las ciudades han puesto en circulación uno de los medios de locomoción más ecológicos, saludables y antiguos, porque las bicicletas y triciclos han estado presentes desde hace tiempo, incluso antes que el automóvil.
El origen de las bicicletas parece que se remonta al Antiguo Egipto, donde se fabricaron unos aparatos rudimentarios de dos ruedas, unidas por una barra, también podría haber sido su origen en China, pero con ruedas de bambú.
bicis delante de escuela
A la puerta de una escuela, bicis y patinetes

En 1817, el barón alemán Karl Christian Ludwig Drais von Sauerbronn inventó el primer vehículo de dos ruedas, llamado máquina andante, precursora de la actual bicicleta.
Su máquina se empujaba con los pies al estilo patinador; fue el francés Pierre Michaux, uno de los conocidos desarrolladores de la bicicleta moderna.
La primera bicicleta de pedales se atribuye al inglés Macmillan, en 1839 y aunque no la patentó su modelo está expuesto en el Museo de Ciencias de Londres.
El que copió su diseño, Gavin Dalzell fue considerado el inventor durante 50 años.

Las bicicletas fueron muy populares en los siglos XIX y XX, principalmente en los años 1950- 1970.

La proliferación de automóviles relegó el uso de las bicicletas a ser utilizadas sólo como deporte, ahora ha resurgido de nuevo por ser más económico y saludable.
Bicicletas en estaciones de tren
A la entrada de la estación de trenes Praterstern
Bicicletas en estaciones de metro
Estación de metro
Bicicletas en bajos de edificos
Los edificios nuevos, con "cuarto de bicis"

Viena, una de las ciudades más ecológicas dispone de un parque de bicicletas ideal para visitar la ciudad, pasear por el Danubio o para ir a trabajar que, junto a la red de transporte público, representan un buen complemento para desplazarse. 




La bicicleta forma parte del paisaje urbano de Viena, así como los aparcamientos para bicis en sitios estratégicos: delante de estaciones de metro o tren, delante de escuelas y de empresas grandes, supermercados; en los bajos de los edificios, etc. 

Así que ya no hay excusa para tomar la bici aunque solo sea un tramo de tu trayecto.
Las bicicletas públicas de Viena
En la ciudad hay 1300 km de carril bicis y continúa ampliándose.  No es necesario disponer de una bici propia, ya que hay 1200 bicis de la ciudad (Fahrrad Wien) que se pueden tomar prestadas en 121 estaciones y devolverlas cuando no se necesiten. La primera hora es gratuita, y después se paga un módico precio.
También hay una publicación con la red de bicicletas de Viena que se puede solicitar en la página oficial, así como una aplicación para descargar en el móvil.
Estadísticas del uso de las bicicletas públicas
Llaman la atención los contadores de las personas que hacen uso de esta bicileta, como en esta de la imagen, en Praterstern.
891 bicicletas habían sido prestadas a las 10 de la mañana del 3 de octubre; a esa misma hora 896 140 personas en lo que va de año.
¡Todo un éxito!

Las competiciones ciclistas son un reclamo para aficionarse a utilizar este medio de desplazamiento: el Tour de Francia, las distintas vueltas ciclistas nacionales etc.
Sin embargo y a pesar del clima, en Centroeuropa el uso de bicis está más generalizado. No es raro ver a familias enteras de alemanes pasando sus vacaciones recorriendo el Danubio de punta a punta con sus bicicletas cargadas con equipaje. 
Utilizar la bicicleta como transporte público es muy práctico, evita problemas de aparcamiento y, es beneficioso para la salud: los músculos, las articulaciones, el estrés.  
Además,  recorrer Viena en bici es fantástico y muy económico.

La tortilla francesa


Hoy vamos a hablar sobre este plato peculiar, la tortilla francesa. Seguro que muchas personas la habrán probado, ya que en su sencillez reside una riqueza culinaria que hace las delicias de esas personas amantes de la cocina sencilla y económica.

Hay una creencia de que esta denominación del plato surgió a causa del asedio francés a Cádiz en el año 1810 debido a la falta de alimentos básicos como las patatas. Al disponer de alguna gallina ponedora, en Andalucía empezaron a preparar tortillas sólo de huevos. El invento les gustó tanto que la variedad de la tortilla se extendió rápidamente por toda España.

La tortilla de huevo y patata es la española y la simple, sólo con huevo, es francesa o a la francesa.

A partir de entonces se distinguieron las dos especialidades por los ingredientes.

Es posible que sea este el origen del nombre, aunque no el de la tortilla, porque hay documentos que demuestran su existencia en el S.V a.C. durante el imperio aqueménide y es la predecesora de la actual "Kuku sabzi" una tortilla de hierbas iraní.

A lo largo de la historia hay bastantes referencias de la tortilla de huevos. Enrique de Villena la nombró en su Arte Cisoria en el 1423.

En Francia no se expresa de esta forma; su famosa omelette es una palabra internacional para designar cualquier clase de tortillas. Y como curiosidad, allí no conciben una tortilla de huevo sin queso. Esta simple tortilla admite rellenos de toda clase, verduras, salchichas, carne, atún...
En los países sudamericanos las comen rellenas pero no se conoce con la expresión "a la francesa."

La típica tortilla francesa se hace solo con aceite y huevos. Se fríe y se envuelve como un churro.

Un bocadillo de esta forma, con el pan untado de tomate aceite y sal es un placer, no necesita ningún ingrediente más para disfrutarlo, tanto si se come en el desayuno, merienda o cena.

Aquí nos encanta. Probadla y repetiréis. Porque ...  la tortilla a la francesa es fabulosa. Ñam, ñam



También información nutricional en consumer.es

Cinco maneras de darle via a una tortilla francesa

miércoles, 27 de junio de 2018

Michaelerkirche - La iglesia de San Miguel


La iglesia de San Miguel (Michaelerkirche en alemán) es una de las más antiguas de Viena.

Situada en el distrito 1 de la ciudad, en la Michaelerplatz, fue edificada entre 1219 y 1221 por mandato del duque Leopoldo VI de Babenberg.

En su principio era de estilo románico tardío, pero después, a lo largo de las épocas se le añadieron elementos barrocos y neoclásicos.

Junto con la de los Agustinos, era la iglesia parroquial de la Corte Imperial.
Consta de una nave y dos pasillos góticos; sin embargo, las capillas laterales se agregaron más adelante. La central y norte del coro son de estilo barroco.
La capilla del sur (Nikolauskapelle) muestra esculturas góticas de piedra de Santa Catalina y San Nicolás, donada por un cocinero del duque, en agradecimiento por haberse librado de una culpabilidad de envenenamiento.

El órgano barroco de tubos dorados de 1714  de Johan David Sieber es el más grande de Viena. El Requiem de Mozart se interpretó por primera vez en esta iglesia en memoria del compositor el 10 de diciembre de 1791. 

La fachada actual de 1792 de estilo neoclásico, típico del reinado de José II, fue obra de Ernest Koch.
Sobre la entrada y encima del frontón y de las columnas dóricas hay un grupo de ángeles alados y San Miguel, que mata a Lucifer, esculturas esculpidas por Lorenzo Martinelli quien también es autor del Hércules a la entrada del Hofburg.
Su campanario gótico poligonal del S.XVI es todo un símbolo en Viena.
Esta iglesia  famosa por su gran cripta (Michaelergruft), ubicada debajo del suelo, alberga los ataúdes de nobles y aristócratas con su escudo correspondiente encima de las losas de mármol.

Debido a unas condiciones climáticas muy especiales, hay más de 4000 cadáveres bien conservados, que están momificados con los atuendos que llevaban cuando los enterraron.
Para los menos adinerados había un cementerio al lado, pero más tarde, el cementerio fue trasladado a las afueras de la ciudad.


Es una iglesia muy bonita y como está en el centro es muy visitada. Además, en la plaza descubrieron unos restos arqueológicos romanos que debían ser las residencias familiares de los soldados de este asentamiento romano de Vindobona, actual Viena, que son accesibles al público y cuya presentación fue diseñada por Hans Holbein.  Se recomienda  la visita al Museo romano para tener más información sobre la Viena romana, cuyo recorrido resulta interesante. ¡No dejéis de visitarlo!
Más información en http://www.michaelerkirche.at/ 


jueves, 17 de mayo de 2018

Elsa Prochazka, arquitecta austríaca

El mundo de la arquitectura ha pertenecido casi siempre a los hombres, al menos, han sido los más valorados, pero en nuestros días las mujeres han empezado a destacar en todos los ámbitos: profesionales, sociales y económicos
A principios del S.XX, Helene Koller- Buchwieser ya fue una arquitecta reconocida que participó en la reconstrucción de Viena, después de la Segunda Guerra Mundial, otro día hablaremos sobre ella, pero hoy nos vamos a centrar en una de las arquitectas más modernas y actuales.
Elsa Prochazca nació el 25 de agosto de 1948 en Viena.  Estudió en la Academia de Bellas Artes, donde obtuvo un master de arquitectura en 1973. Fue la única mujer en el aula de Plischke entre los años 1966 y 1973.
Sus diseños están influenciados por las diversas corrientes artísticas desde los años 20 de Josef Frank, que apostaba  por un ideal de vida más confortable con coloridos naturales, al revés del modernismo  de Corbusier, hasta los 70 en que se empieza a potenciar un estilo más cotidiano y genérico.
Esta arquitecta e ingeniera civil con oficina propia en Viena ha diseñado edificios públicos, proyectos de urbanización, exposiciones y ha proyectado también párquines con luz natural, ascensores transparentes y servicios para viviendas de protección oficial.

Durante 4 años -de 1992 a 1996- Elsa fue profesora de diseño en el entorno urbano de la Universidad de Kassel y de 1998 a 2001 en el departamento de arquitectura en la University College de londres.
En 2005 realizó un proyecto de diseño del interior del barco "Negrelli" que utilizaron sus estudiantes como aula de trabajo para navegar desde Linz al Mar Negro.
En otro trabajo de las cuevas de hielo, en el que participaron 60 estudiantes diseñó tarjetas, postales, logotipos , senderos, lugares de interés... incluso productos comerciales.
Ha recibido numerosos premios por sus diseños, como el Adolf Loos por el diseño de la librería Bibelwerk de Viena
Aparte del diseño de librerías, cafés y museos, también es la responsable de los edificios residenciales Margarete- Schutte -Lihotzky hof y del desarrollo de vida rentable Vienna Donaustadt.
Ha participado en varias exposiciones como la "Wiener Mobel"(Secesion 1989).
En 2003 diseñó el escenario para la obra "Don Juan viene de la guerra" en el Volkstheather de Viena.
Además de otros galardones, recibió el premio ciudad de Viena en 1997, en el 2004 la medalla de Plata por sus servicios a la ciudad y el Premio de Mujeres de Viena en el apartado de arquitectura.
Desde 2014 es directora del Consejo Asesor de Planeamiento de urbanismo de Salzburgo y del de Arquitectura de la compañía inmobiliaria.
Esta mujer ha demostrado que las mujeres pueden ser arquitectas, ingenieras, … con gran éxito.
Ahora, imaginamos que habrá más personas del género femenino en las aulas de arquitectura y que sus diseños pueden triunfar como los de Elsa Prochazca.
Y como colofón nombramos a cinco mujeres científicas que van a recibir la medalla de las Cortes de Aragón, el máximo galardón de esta comunidad en España. Pilar Gayan investigadora, la paleontóloga Gloria Cuenca, Mª Jesús Lázaro doctora en ciencias químicas, Julia Herrero del centro universitario de defensa y Concepción Gimeno promotora de la ruptura de obstáculos que encuentran las niñas en el ámbito científico. Con eso se  demuestra que las mujeres van escalando puestos de responsabilidad.
Todas ellas animan a las mujeres a cursar carreras científicas para que contribuyan al progreso de la sociedad. ¡Ánimo mujeres a participar en la ciencia!

martes, 6 de marzo de 2018

El Parque de Rudolf Bedner



Con la llegada de la primavera, los jardines de Viena se llenan de flores y fragancias que embellecen aún más la ciudad imperial.  Pasear por sus parques y jardines es una delicia. 

antigua estacion del norte de Viena
Obras en la antigua estación del Norte. Foto: elebe.at
 En el distrito dos hay uno de los parques más grandes de Viena. En sus casi 31.000 metros cuadrados se puede disfrutar tanto de la naturaleza como de actividades deportivas.
El parque está situado en el área de la antigua estación de Nortbahnhof,  zona de descarga de la estación ferroviaria más importante de Viena hasta el 1918, que sigue siendo propiedad de la OBB -infrastructur AG, pero que gracias a la cooperación de la ciudad de Viena y el Fondo residencial vienés están construyendo apartamentos para unas 20.000 personas y dando puestos de trabajo a 22.000 personas hasta cerca del 2025.
En el año 2005 hubo un concurso de los jardines de Viena para planificar el parque financiado por la UE.  Lo ganó el de Hager Landschaftsarchitektur de Zurich.
En 2007 se inauguró y al año siguiente tuvo lugar su apertura.
Bedner Park Wien
El parque de noche:Foto: elebe.at
Aparte de los 280 árboles que conforman el parque, hay zonas de actividad deportiva para todos: jóvenes, niños y niñas, padres, madres, abuelos... pueden disfrutar de los juegos y la tranquilidad del mismo.
Hay cuerdas para escalar, toboganes, columpios, hamacas para tumbarse y gozar de la naturaleza  mientras  los más jóvenes se divierten con toda clase de juegos.

Bedner Park Wien
Con o sin nieve, siempre hermoso
En una parte se ubican pistas de patinaje y streetball; canchas de baloncesto, mesas de ping-pong y  en otra zona podemos encontrar distintos aparatos para jóvenes, adultos y naturalmente personas mayores, de modo que la gente de la tercera edad también puede recrearse en estas instalaciones.

Una parte del terreno está reservado para una escuela primaria y una guardería, que no solo tienen allí su patio de recreo sino que pueden disfrutar de todo el parque con los niños, yendo a correr o a haciendo otro tipo de actividades.

Bedner Park Wien
Rudolf Bedner Park: Foto: elebe.at
Aunque no llega a sus grandes dimensiones supone un complemento verde ideal al famoso Prater, al Augarten y a la Isla del Danubio y hace que este distrito sea privilegiado. Ahora que se acercan la primavera y el verano es un lugar estupendo para descansar y deleitarse con todo lo que ofrece.
Si vais a Viena, no dejéis de visitar este enclave del distrito 2.
Es un lugar fabuloso y digno de disfrutarlo. ¡No os lo perdáis!