miércoles, 8 de marzo de 2017

Hedy Lamarr. Bella actriz de cine e inventora... o viceversa

La belleza y la ciencia conforman la personalidad de una de las actrices más bellas del cine.

Hedy Lamarr, cuyo nombre verdadero era Eva Maria Kiesler, nació en Viena el 9 de noviembre de 1914, única hija de un banquero de Lemberg y una pianista de Budapest, de origen judío.

Hedy Lamarr in a 1940 MGM publicity still.jpg

De Employee(s) of MGM -
  Ebay (archive),
Enlace
Poseedora de una gran belleza, no quería que la viesen sólo como una mujer de gran atractivo físico, sino que valorasen también su inteligencia, como demostró con su capacidad para los inventos. Fue la promotora de la conexiones inalámbricas, predecesoras de la actual Wifi.
Desde muy pequeña demostró su aptitud para las ciencias y para el piano que tocaba magistralmente.
Empezó la carrera de ingeniería a los 16 años, pero la abandonó para dedicarse al arte escénico.
Max Reinard la descubrió y la llevó a Berlín para formarla en el teatro. Al terminar volvió a Viena para rodar "Éxtasis" en 1932, con el director Gustav Machaty.
La película causó gran impacto, porque aparecía casi desnuda y simulaba un orgasmo, nunca antes visto en el cine convencional, censurada por el Vaticano se prohibió su proyección en los cines, pero una de las copias llamó la atención de Fritz Mandl, un industrial armamentístico, también judío, que se enamoró de la joven y pidió la mano a su familia.