Ir al contenido principal

Viena, historia de los mercados




Los mercados tienen su origen en la expansión agrícola en la Edad Media, cuando los agricultores empezaron a llevar los excedentes a los castillos, monasterios... donde hacían intercambio comercial. Poco, a poco se fueron estableciendo alrededor formando los llamados burgos (en España). Comerciantes y artesanos ofrecían sus productos (ropa, cerámica, herramientas, cereales, etc. a toda la gente, creando las ciudades medievales, con nombres que recuerdan aquellos oficios: Cuchilleros, Plateros...

The Naschmarkt  en 1900. Foto: Wikipedia
Cuando las ciudades empezaron a expandirse se amurallaron para prevenir ataques y mediante unas puertas, abiertas de día, los mercaderes, después de pagar un impuesto, accedían al centro para vender sus mercancías, lo que favoreció el comercio, la banca y las ferias comerciales y ganaderas.

También en Viena surgieron los primeros mercados propiciados por el río Danubio, que lo transportaba todo, a través de sus aguas.


Así en el siglo XII, surgieron los primeros mercados vieneses, en los lugares más céntricos de la ciudad.


En Viena hay 26 mercadillos fijos, pero el más conocido es el Naschmark, que empezó con el transporte de botellas de leche y hoy ofrece toda clase de productos y especialidades culinarias (ver artículo en el blog).
Yppenmarkt  Foto: Peter Gugerell



En el año 1221, el duque Leopoldo VI obtuvo el derecho de que los artesanos y comerciantes pudiesen almacenar sus productos y ofrecerlos en sitios móviles, donde se pudiesen abastecer los vieneses, según sus necesidades; de esta forma empezaron a surgir los distintos mercados de la ciudad, cuyas calles donde se ubicaron, aún conservan alguno de sus nombres : Pawrnmarck (Mercado de productos de granja)

A veces, se situaban cerca de los monasterios o iglesias, como el mercado de los Agustinos, que debe su nombre al monasterio cercano. (Augustiner)
Karmelitenmarkt Foto: Peter Gugerell
Uno de los antiguos, pero que todavía subsiste es el Karmelitemarkt (el mercado de las Carmelitas), en el distrito 2 (Leopoldstadt)Al expulsar a los judíos en el año 1670, este entorno de la Leopoldstadt quedó vacío y para atraer a nuevos habitantes, se propuso crear un mercado, que se abrió por primera vez en el 1671 junto a la iglesia del Carmen y en 1888 fue trasladado al Karmelitgasse, donde está actualmente.

El Brunnenmarkt (mercado de la fuente) es otro mercado, un poco alejado del centro, en el distrito 16 (Ottaring), con mucha influencia turca, que se está revitalizando, gracias a los muchos artistas que se han establecido en la zona.

Brunnenmarkt. FotoPeter Gugerell
Cercano a éste, encontramos el Yppenmarkt, que se ha optimizado con la incorporación de nuevos servicios para disfrute de la gente del barrio que utiliza el mercado tradicional, pero renovado y otro que también es importante es el Rochusmarkt, en el distrito 3.

Los mercados dinamizan las zonas y son un lugar idóneo para reunirse las amistades y disfrutar, recorriendo los tenderetes, donde se exhiben delicias gastronómicas y curiosidades. 


Los mercados de Viena son muy concurridos y en Navidad casi todos los distritos vieneses ofrecen los típicos productos navideños y las bebidas calientes en sus puestos.



¡Es divertido recorrer los mercadillos en todas las épocas¡ No dejéis de visitar alguno, si vais a Viena.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La situación política-económica-social de España

Desde 2007 España está en una crisis profunda. Empezó como una crisis de economía desencadenada por la explosión de la burbuja inmobiliaria e incluye hoy en día casi todos sectores de la vida pública y privada. por Roland M.  (estudiante de español)


LA SITUACIÓN SOCIAL
La sociedad española se está empobreciendo. Hay mayor pobreza como consecuencia del descenso del umbral de pobreza. La vulnerabilidad de grupos como los niños está incrementándose. También hay un tipo nuevo de pobreza, la energética; cada vez hay más familias que no pueden permitirse pagar el recibo de la luz.
El trabajo ya no supone una salvaguarda de la pobreza. Aun teniendo un puesto de trabajo, las personas no necesariamente tienen suficiente para vivir. El impacto de la crisis sobre el empleo es tan fuerte que la población se desanima y deja de buscar un empleo. La tasa de paro se situó a finales del año 2013 en el 26%. Pero el paro baja por la caída de la población activa debido a la emigración y el envejecimiento. Ad…

El Café Central de Viena. Un café con historia

Uno de los cafés más emblemáticos de Viena es el famoso Café Central que antaño, reunía en su local a las mentes más preclaras del arte, la política y la literatura, como Freud, Trotsky, Klimt... Stewan Zweig fue uno de los asiduos, aunque no tan conocido como otros, sin embargo, en su exilio, lo que más  recordaba eran las tertulias del café, las lecturas de los periódicos de medio mundo y las revistas literarias y artísticas que se ofrecían gratis a los clientes. El café Central se inauguró en 1860, convirtiéndose en el lugar de encuentro de los intelectuales de la época.


Está situado en la planta baja del palacio Ferstel, un edificio de estilo neorrenacentista, en el distrito 1. El interior presenta el tono amarillento, simulando el color que podría tener el local debido a la emisión de humos de la gran cantidad de cigarrillos, puros y pipas que allí se consumían. Sus lámparas, sofás y retratos son un reflejo de un tiempo en que era la sede casi habitual de muchas personas que encontra…

El nivel de vida en Viena, turistas de unos días

¡¡Nos vamos a Viena de vacaciones!! pero una vez allí, ¿cómo es el nivel de vida?¿nos gastaremos mucho dinero? eso nos ha preguntado nuestra amiga Susana.  Ella tiene ya los billetes de avión para ir unos días en verano con sus dos hijos, (vuelo directo con Austrian AirlinesBarcelona-Viena, 165 € por persona) y también ha reservado un apartamento para 4 personas, a través de Oh Vienna! que le ha costado 265€ para esos días.
Queremos darle una idea aproximada…

Existe el mito de que Viena la vida es muy cara, pues la verdad es que a grandes rasgos no lo es, le ocurre,  como en muchas otras ciudades turísticas, que si te metes en el centro en los sitios más turísticos, sí puede serlo, pero si tienes un poco de cuidado, sabes dónde ir o te dejas aconsejar, apenas notarás diferencia con tu ciudad de procedencia.
En el caso de Susana, al estar en un apartamento, puede hacer los desayunos y algunas comidas en casa a precio de supermercado. La cesta de la compra en Viena es bastante razonable…