Ir al contenido principal

El Cremallera de Montserrat - historia y curiosidades

Introducción 

A lo largo de la historia, los medios de comunicación han ido evolucionando a tenor de las necesidades de la gente.
Así, después de la rueda, surgieron los carros arreados por personas, más tarde los burros y los caballos que tiraban de los carruajes y de las diligencias, e incluso de los tranvías, que causaron la muerte por atropello de Pierre Curie y Gaudí.
En la actualidad sólo se utilizan los coches de caballos en plan turístico para pasear por las ciudades y también forman parte de la vida cotidiana de los amish, un grupo religioso, donde todavía se utilizan pequeños carruajes de un solo caballo, como medio de locomoción.
Así llegaron los trenes y más tarde los automóviles. La sociedad evolucionaba y eran necesarios otros transportes más rápidos.

Historia 

El Monasterio de Montserrat era un lugar muy visitado por devotos de la "Moreneta" y destino habitual de romerías.

 La subida de la montaña con un carruaje debía ser muy lento y como se empezaban a construir trenes y vías, un ingeniero, amante de la montaña y de los trenes suizos, Joaquim Carrera, convenció al empresario José Mª González para que se construyera un tren cremallera que uniese Monistrol con el monasterio y así reducir el tiempo de subida, lo que dinamizaría el barrio de Viserta al enlazar con los trenes del Norte. Esto facilitó las romerías y que se pudiese ir desde Barcelona en un día y que mucha gente aprovechase el enlace del tren con el cremallera.
El 6 de octubre de 1892 se inauguró este tren que fue el más popular de la época y que en los años 20 transportó unas 240.000 personas. Pero los avatares de la guerra le ocasionaron una crisis financiera que llevó a su declive.
En 1953 tuvo un desafortunado accidente y en 1957 se suprimió totalmente. 

Pero la ilusión de un nuevo cremallera nunca faltó y debido a la gran afluencia de visitantes se empezó a pensar en un proyecto para ponerlo en servicio otra vez, pero con nuevas tecnologías.
El 11 de junio de 2003 se inauguró el nuevo cremallera que en nada se parecía al de 1892, pero que sigue siendo el preferido porque desde él se puede admirar el fantástico paisaje.Imagen de ian kelsall en Pixabay

Curiosidades

Este tren era vigilado por un guardabarreras, una antigua costumbre en los pasos a nivel.
Entre los años 1939 y 1957 hubo un hombre, Joan Jorba, que se hizo popular porque estaba acompañado por Kuki y Boby, unos perritos muy graciosos que llevaban una capa, una gorra de ferroviario y unas gafas. Se turnaban para parar el paso de los coches cuando pasaba el tren.
Los viajeros del cremallera eran saludados por Boby o Kuki que con su atuendo, levantaban las patas delanteras a su paso. Los viajeros, muy divertidos, les echaban calderilla y alguno les hacía fotos.
Yo viajé bastante en este tren y el recuerdo de los perritos ha quedado grabado en mi memoria. Eran muy graciosos y simpáticos.
Joan Jorba fue el último guardabarreras del antiguo cremallera y su vida está inmersa en un misterio. Después del accidente del tren y su final en el año 1957, el señor Jorba se retiró con su mujer y sus últimos perritos Boby y Kuki (porque cuando eran viejos los sustituía por otros dos, siempre blanco y negro, con los mismos nombres y los entrenaba igual a todos).

Un día de 1982, el señor Joan Jorba salió de su casa y nunca más volvió. Lo buscaron pero nunca lo encontraron.
Si queréis saber más sobre los perritos y su amo, podéis ver la exposición en la estación Monistrol- Montserrat y en el lugar del antiguo paso a nivel hay dos placas que recuerdan a los simpáticos personajes, con textos de Joaquim Renart y Baltasar Porcel.

Ahora, el cremallera es moderno y no tiene nada que ver con su predecesor, pero el recuerdo del antiguo persiste.

Comentarios

  1. Siempre recordaré aquellos tiempos y Bobby y cuqui los perritos tan divertidos permanecerán en mi memoria

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La situación política-económica-social de España

Desde 2007 España está en una crisis profunda. Empezó como una crisis de economía desencadenada por la explosión de la burbuja inmobiliaria e incluye hoy en día casi todos sectores de la vida pública y privada. por Roland M.  (estudiante de español)


LA SITUACIÓN SOCIAL
La sociedad española se está empobreciendo. Hay mayor pobreza como consecuencia del descenso del umbral de pobreza. La vulnerabilidad de grupos como los niños está incrementándose. También hay un tipo nuevo de pobreza, la energética; cada vez hay más familias que no pueden permitirse pagar el recibo de la luz.
El trabajo ya no supone una salvaguarda de la pobreza. Aun teniendo un puesto de trabajo, las personas no necesariamente tienen suficiente para vivir. El impacto de la crisis sobre el empleo es tan fuerte que la población se desanima y deja de buscar un empleo. La tasa de paro se situó a finales del año 2013 en el 26%. Pero el paro baja por la caída de la población activa debido a la emigración y el envejecimiento. Ad…

El Café Central de Viena. Un café con historia

Uno de los cafés más emblemáticos de Viena es el famoso Café Central que antaño, reunía en su local a las mentes más preclaras del arte, la política y la literatura, como Freud, Trotsky, Klimt... Stewan Zweig fue uno de los asiduos, aunque no tan conocido como otros, sin embargo, en su exilio, lo que más  recordaba eran las tertulias del café, las lecturas de los periódicos de medio mundo y las revistas literarias y artísticas que se ofrecían gratis a los clientes. El café Central se inauguró en 1860, convirtiéndose en el lugar de encuentro de los intelectuales de la época.


Está situado en la planta baja del palacio Ferstel, un edificio de estilo neorrenacentista, en el distrito 1. El interior presenta el tono amarillento, simulando el color que podría tener el local debido a la emisión de humos de la gran cantidad de cigarrillos, puros y pipas que allí se consumían. Sus lámparas, sofás y retratos son un reflejo de un tiempo en que era la sede casi habitual de muchas personas que encontra…

El nivel de vida en Viena, turistas de unos días

¡¡Nos vamos a Viena de vacaciones!! pero una vez allí, ¿cómo es el nivel de vida?¿nos gastaremos mucho dinero? eso nos ha preguntado nuestra amiga Susana.  Ella tiene ya los billetes de avión para ir unos días en verano con sus dos hijos, (vuelo directo con Austrian AirlinesBarcelona-Viena, 165 € por persona) y también ha reservado un apartamento para 4 personas, a través de Oh Vienna! que le ha costado 265€ para esos días.
Queremos darle una idea aproximada…

Existe el mito de que Viena la vida es muy cara, pues la verdad es que a grandes rasgos no lo es, le ocurre,  como en muchas otras ciudades turísticas, que si te metes en el centro en los sitios más turísticos, sí puede serlo, pero si tienes un poco de cuidado, sabes dónde ir o te dejas aconsejar, apenas notarás diferencia con tu ciudad de procedencia.
En el caso de Susana, al estar en un apartamento, puede hacer los desayunos y algunas comidas en casa a precio de supermercado. La cesta de la compra en Viena es bastante razonable…