Ir al contenido principal

"Estar de rodríguez"

Cartel de la película que dio nombre a la expresión
Esta expresión tan española nació en los años 60,cuando en España la clase media-alta empezó a ganar dinero debido al aperturismo del país y a que los negocios empezaron a prosperar.
El inicio del turismo en las playas de la costa influyó para que las familias pudiesen ir de vacaciones, principalmente, las mujeres con sus hijos e hijas , mientras los maridos sólo iban de visita algún fin de semana, que no todos, porque se buscaban otras actividades, más liberales, sin tener las preocupaciones cotidianas familiares.

Los empresarios, banqueros, abogados, médicos...tenían un matrimonio rutinario con una esposa ama de casa, dedicada a la familia, a veces numerosa,  que no intervenía para nada en la vida social, económica y financiera de su marido.
El cine, las novelas y el teatro reflejaban el ambiente de la época, así, cuando el cineasta Pedro Lazaga hizo una película llamada "El cálido verano del Sr. Rodríguez", donde al protagonista le sucedían una serie de aventuras, incluido algún flirteo, nada de sexo, naturalmente, la censura era muy estricta, se empezó a identificar, de esta manera, a los hombres que se quedaban en la ciudad, trabajando, mientras sus mujeres se iban de vacaciones con la prole.

Los maridos, al encontrarse solos en casa, incapaces la mayoría, de realizar algún quehacer doméstico, iban a comer al restaurante o a casa de sus madres y por la noche salían con los amigos de copas y si había alguna mujer disponible mejor para pasárselo bien.
Aquí estamos hablando de los años 60 y 70, de una clase burguesa que podía permitirse estos lujos, porque la otra cara de la moneda eran los obreros que trabajaban hasta 12 o 14 horas diarias y sus mujeres agobiadas por el trabajo doméstico y el cuidado de los hijos e hijas, no podían ni pensar en vacaciones ni en nada que fuese superfluo, debido a su poco poder adquisitivo.

El teatro y el cine trataban este tema en plan comedia, porque las películas eran para entretener y no para reflejar miserias; más adelante  hubo un estilo de películas que reflejaban  los temas en tragicomedia para que se viese otro aspecto de la sociedad.
Cuando se ven aquellas películas de entonces te das cuenta de cuánto ha cambiado todo.
Actualmente, con la incorporación de la mujer al trabajo laboral podríamos decir que ella "está de rodríguez", si se queda sola en casa y el marido se va de vacaciones? Quizás no se le puede aplicar este concepto en el estricto sentido de la expresión porque la libertad de la mujer actual no necesita este término para dedicarse a sus aficiones ni que la pareja se marche para poder hacerlo.
Era otra época y si tenéis interés podéis ver las películas de los años 60-70, donde se reflejan las aventuras de los hombres que estaban de" rodríguez", mientras sus mujeres los creían unos adictos al trabajo, que les impedía ¡pobrecitos¡ ir de vacaciones.



Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La situación política-económica-social de España

Desde 2007 España está en una crisis profunda. Empezó como una crisis de economía desencadenada por la explosión de la burbuja inmobiliaria e incluye hoy en día casi todos sectores de la vida pública y privada. por Roland M.  (estudiante de español)


LA SITUACIÓN SOCIAL
La sociedad española se está empobreciendo. Hay mayor pobreza como consecuencia del descenso del umbral de pobreza. La vulnerabilidad de grupos como los niños está incrementándose. También hay un tipo nuevo de pobreza, la energética; cada vez hay más familias que no pueden permitirse pagar el recibo de la luz.
El trabajo ya no supone una salvaguarda de la pobreza. Aun teniendo un puesto de trabajo, las personas no necesariamente tienen suficiente para vivir. El impacto de la crisis sobre el empleo es tan fuerte que la población se desanima y deja de buscar un empleo. La tasa de paro se situó a finales del año 2013 en el 26%. Pero el paro baja por la caída de la población activa debido a la emigración y el envejecimiento. Ad…

El Café Central de Viena. Un café con historia

Uno de los cafés más emblemáticos de Viena es el famoso Café Central que antaño, reunía en su local a las mentes más preclaras del arte, la política y la literatura, como Freud, Trotsky, Klimt... Stewan Zweig fue uno de los asiduos, aunque no tan conocido como otros, sin embargo, en su exilio, lo que más  recordaba eran las tertulias del café, las lecturas de los periódicos de medio mundo y las revistas literarias y artísticas que se ofrecían gratis a los clientes. El café Central se inauguró en 1860, convirtiéndose en el lugar de encuentro de los intelectuales de la época.


Está situado en la planta baja del palacio Ferstel, un edificio de estilo neorrenacentista, en el distrito 1. El interior presenta el tono amarillento, simulando el color que podría tener el local debido a la emisión de humos de la gran cantidad de cigarrillos, puros y pipas que allí se consumían. Sus lámparas, sofás y retratos son un reflejo de un tiempo en que era la sede casi habitual de muchas personas que encontra…

El nivel de vida en Viena, turistas de unos días

¡¡Nos vamos a Viena de vacaciones!! pero una vez allí, ¿cómo es el nivel de vida?¿nos gastaremos mucho dinero? eso nos ha preguntado nuestra amiga Susana.  Ella tiene ya los billetes de avión para ir unos días en verano con sus dos hijos, (vuelo directo con Austrian AirlinesBarcelona-Viena, 165 € por persona) y también ha reservado un apartamento para 4 personas, a través de Oh Vienna! que le ha costado 265€ para esos días.
Queremos darle una idea aproximada…

Existe el mito de que Viena la vida es muy cara, pues la verdad es que a grandes rasgos no lo es, le ocurre,  como en muchas otras ciudades turísticas, que si te metes en el centro en los sitios más turísticos, sí puede serlo, pero si tienes un poco de cuidado, sabes dónde ir o te dejas aconsejar, apenas notarás diferencia con tu ciudad de procedencia.
En el caso de Susana, al estar en un apartamento, puede hacer los desayunos y algunas comidas en casa a precio de supermercado. La cesta de la compra en Viena es bastante razonable…