lunes, 20 de agosto de 2012

Ciudadanos especiales, los perros




"Toma una bolsa para mi caquita" 
Si se viaja con mascotas es interesante conocer las normas del sitio de destino...
Hace unos años la expresión “vida de perros” significaba una existencia dura y paupérrima, como se suponía llevaban estos animales de cuatro patas, pero actualmente, hay perros que viven mejor que muchas personas.
En Viena los perros son considerados como ciudadanos, así que pagan impuestos para gozar de tal privilegio.
En el año 2006, según una noticia que he leído, todos los que querían tener un perro, tenían que pasar un examen de responsabilidad para saber si eran aptos para cuidar de sus mascotas en sus paseos por la ciudad.

Los perros que yo he visto, me han parecido muy educados y dóciles. Alguno iba suelto, pero al lado de su dueño/a, sin hacer travesuras, aunque la mayoría llevaba correa.
Es tal la educación de estas mascotas, que pueden entrar en los restaurantes, transportes públicos y en todos los sitios donde vaya su amo/a.

Hay parques adecuados para ellos donde juegan con otros de su especie sin molestar a nadie, en ellos las fuentes disponen de bebedero para aves, caño para las personas y recipiente para beber los perros. Hay cada caso que parece de película. Recientemente vi a un perro que llevaba su propia comida en una cestita que sujetaba con los dientes. Me pareció gracioso y muy acorde con el carácter de los vieneses.
Aunque no es frecuente, si algún animal deja el excremento en algún sitio inadecuado existen bolsas gratuitas para recogerlos, con amenaza de multa si no se recoge.
En la actualidad hay unos 50.000 perros en la ciudad, lo que significa que si no se cumpliesen las leyes, la convivencia con las personas no sería tan fácil.
Cuando se adquiere un perro se tiene que registrar en la oficina correspondiente, mediante un formulario y un pago de 105 €, ponerle un chip por si se pierde que cuesta 12 € y ponérselo unos 30 € y, naturalmente, para gozar de todas las comodidades ciudadanas tiene que pagar un impuesto anual de 72 €. (Los impuestos de perros se pagan también en algunos países europeos).
Si alguien quiere llevarse su mascota a Viena, no hay ningún problema, siempre que tenga el pasaporte y las vacunas reglamentarias.
Hacen tanta compañía que vale la pena esforzarse por ellos ¿verdad? 
Fdo. Tere Ballbé

 ¿Sabías qué... en la web de la ciudad existe toda la información sobre perros? consejos, normativa sitios especiales, etc..

9 comentarios:

  1. Sí es obligatorio, porque pagan impuestos, pero vale la pena, ya que los perros en Viena son ciudadanos ejemplares.

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Supongo que cualquier seguro de responsabilidad civil debe valer, pero, de todas formas, es mejor asesorarse en la compañía de seguros que se utiliza normalmente. Saludos

      Eliminar
  3. Muy buen artículo, pero tengo una pregunta ¿Las mascotas pagan billete en el transporte público?

    ResponderEliminar
  4. Los perritos deben pagar si van en autobús 1.60 €

    ResponderEliminar